dr. Ricardo Orozco

Mimulus: La eterna batalla entre el afecto y la desconfianza

Mimulus: La eterna batalla entre el afecto y la desconfianza Me gustaría comentar algunos aspectos poco o nada difundidos de este gran evitador que conocemos por Mimulus. El hecho de que en la psicología contemporánea exista una personalidad (la evitadora) absolutamente superponible a Mimulus resulta una gran ventaja, ya que podemos disponer de mucho material científico para nuestro estudio.[1]

Confieso que a raíz de estas indagaciones pude entender muchas de las cosas que había visto a lo largo de mi experiencia como terapeuta pero que no había podido situar en el contexto de lo que yo creía que era el retrato de esta tipología.

Mimulus: La eterna batalla entre el afecto y la desconfianza - Ricardo Orozco

Mimulus es una persona muy emocional, excepcionalmente sensible, que verdaderamente necesita y quiere relacionarse afectivamente con sus semejantes. El problema es que anticipa y da por seguro la desaprobación, la evaluación negativa de los demás. Se considera absolutamente inadecuado, inepto, incapaz e inferior a los otros. De hecho, es imposible encontrar un Mimulus profundo sin sentimiento de inferioridad, por lo que la toma solidaria de Larch es algo que, a mi modo de ver, deberíamos prescribirle siempre.

Como comentaba, Mimulus anticipa el rechazo y experimenta un gran temor a la humillación, al desprecio: "en cuanto me conozcan un poco se darán cuenta de cómo soy. Mejor será no decir ni mostrar nada". Bajo este prisma, el contacto con la gente genera una gran ansiedad que puede incluso precipitar en una fobia social.

Mimulus se mantiene en una hipervigilancia constante, ya que los demás "lo observan" y están seguramente "detectando sus defectos y miserias". Ni que decir tiene que este estado de alerta constante, de desconfianza permanente, agota y fomenta la falta de concentración de nuestro amigo, en una incesante búsqueda de seguridad, de garantías. Como quiera que sea se trata de una batalla perdida de antemano: ni la vida ni los electrodomésticos tienen garantía ilimitada y universal.

La conclusión de este drama es la evitación. La retracción activa, (o aislamiento) que adopta el desgraciado Mimulus. Así, evitando las situaciones que le generan ansiedad podrá sentirse más seguro, o al menos nadie podrá humillarlo. Claro que la soledad viene de la mano de la tristeza y la frustración se consolida. Puede que le alivie algo el inventar fantasías en las que es una persona amada, popular, altruista (incluso beatífica) idolatrada por la sociedad. O bien un justiciero abanderado de los más débiles donde acaba, al más puro estilo Rambo, con toda la escoria de la sociedad. Detrás de todo Mimulus puede haber bastante rabia y resentimiento hacía los que lo han lastimado.

Pero no nos engañemos, el aislamiento nunca lleva a nada positivo. Además, al vivir en un medio social, Mimulus puede ser presionado por sus familiares para que trabaje y se responsabilice más con las situaciones que la vida cotidiana conlleva. Pero él está dispuesto a renunciar a promociones laborales, empleos, relaciones afectivas, con tal de no afrontar. Si los argumentos y excusas no bastan seguramente aflorarán síntomas que garanticen la evitación, ya que obviamente sería demasiado inhumano obligar a alguien tan enfermo a la dura y competitiva realidad.

Entre las patologías más frecuentes se podrían citar las siguientes, aunque lo predominante sea la ansiedad en sus diversas manifestaciones: fobias, ansiedad generalizada, crisis de pánico, depresiones, úlceras, gastritis crónica, asma, psoriasis, etc.

El pesimismo y la negatividad impregnan toda la vida de Mimulus, por lo que Gentian es sin duda un aliado importante en la terapia. Otra característica es la preocupación y efectivamente, su mente esta pre-ocupada: literalmente ocupada por pensamientos anticipatorios que generalmente tienen que ver con temores. Obviamente White Chestnut puede ayudar a combatir parte de ese pensamiento circular y torturante que tan bien conoce.

Veo a mi alrededor que no pocos Mimulus "de campeonato" son etiquetados de Water Violet. Esto seguramente viene dado por su tendencia al aislamiento, introversión y evidente rigidez social. De hecho, ambos pueden ser vistos desde fuera como rígidos, pero en el primero se intuye una tensión que en el segundo no tiene por qué estar. Pero ahí terminan las diferencias, el aislamiento en Water Violet es pasivo (como en Clematis) y viene dado por la falta de interés en las relaciones y los incentivos que la sociedad ofrece. El aislamiento en Mimulus es eminentemente activo ya que a diferencia de los anteriores, sí que le interesan las cosas de la vida, pero debe evitar los peligros que acechan más allá de su habitación: debe ocultarse y esto es un hecho activo.

Las diferencias esenciales entre uno y otro, se pueden ver en la siguiente tabla:

MIMULUS

WATER VIOLET

Aislamiento

Sí (activo)

Si (pasivo)

Rigidez social

Si

Si

Ansiedad

Si

No

Miedo

Si

No

Introversión

Si

Si

Emocionalidad

Si (reprimida)

Muy poca (casi plana)

Autoestima

Baja

Variable

Los demás lo ven….

Tímidos o inexpresivos

Inexpresivos, fríos

Vergonzoso

Si

No

Hipervigilante

Si

No

Dependen de la opinión de los demás

Demasiado

En absoluto

Hechas estas matizaciones, conviene saber que la lección que según Bach ha venido a aprender Mimulus en este día de escuela es La Compasión.

Sin duda, después del análisis de personalidad precedente, podemos deducir que se trata de una lección eminentemente interpersonal y tal vez, aunque sea arriesgado decirlo, puede que más simple que otras, sobre todo si pensamos en las de Chicory, Agrimony, Scleranthus…. A mi modo de ver, no basta el sentir compasión por los demás viendo su sufrimiento por la tele, sino que necesita vencer parte de sus bloqueos y comprometerse activamente con los demás. Para ello deberá superar parte de su timidez, salir de su aislamiento, y tender una mano sincera, generosa y decidida hacia los demás. Sólo así podrá Mimulus crecer espiritualmente. Mimulus guttatus lo ayudará en este camino.


[1] Por ejemplo se puede consultar Trastornos de la Personalidad en la Vida Moderna. Theodore Millon y colaboradores. 2ª Ed. Masson. Barcelona, 2006.

© 2007 Ricardo Orozco

Info del Artículo