dr. Ricardo Orozco

Vervain y Vine: la personalidad antisocial.

Mimulus: La eterna batalla entre el afecto y la desconfianza

¿Aventureros o psicópatas?
Congreso SEDIBAC – 23‐24 Mayo 2009

  • Pág.1

    Hay que reconocer que los pequeños retratos descritos por el Dr. Bach son en realidad esbozos de algo más grande, del mismo modo que un pequeño archivo informático puede situarse en una carpeta o directorio másamplio.


    En otras palabras, la descripción de cualquier flor efectuada por Bach es como una pequeña foto fija que retrata un momento. Buena en calidad, pero demasiado breve y estática para darnos una idea profunda y dinámica de los entresijos y resortes que configuran una personalidad: sus antecedentes, sus pensamientos y emociones, su forma de reaccionar ante determinadas circunstancias.

    También cabe recordar que el Dr. Bach no tuvo tiempo para escribir más,acaso aclarar aspectos importantes de su obra, matizar, etc. Apenas 14 meses desde la preparación de la última esencia, con el peso lapidario de una muy mala salud. Si pensamos en su naturaleza Vervain positivo, entendemos que él hubiera querido más tiempo para que su obra cuajase, arraigase con fuerza en su entorno. Los Vervain quieren todo para ya mismoy,enestesentido,laformaenla que Bach supervisaba su obra y la energía que depositaba en ello deja poco margen de duda.energía que depositaba en ello deja poco margen de duda. El hecho es que la difusión de su trabajo permaneció aletargada por al menos 50 años y la bibliografía en diversas lenguas ilustra sobre el vacío editorial en este medio siglo.2 Será a finales de los años 80 cuando empiecen a proliferar textos en diversos idiomas.

    Creo que la consecuencia de lo expuesto hasta el momento determinó que diversos autores hayamos ido añadiendo retazos a la descripción primitiva. Muchos de ellos producto de nuestra experiencia cotidiana en la terapia. En otros casos resultado de una especulación libre y creativa.

    De resultas de todo ello nos encontramos en ocasiones con retratos que más se asemejan a un simpático Frankenstein floral, compuesto de distintos trozos vitales pero en el fondo artificial y, sobre todo, bastante alejado de la realidad.

    Durante los últimos años he dedicado parte de mi tiempo, en colaboración con el profesor Boris Rodríguez, a trazar un puente de comunicación entre los estudios de la psicología contemporánea3 y los retratos florales existentes. Parte de este trabajo puede consultarse en el libro Inteligencia Emocional y Flores de Bach. Tipos de Personalidad en Psicología Contemporánea4.

  • Pág.2

    Si aceptamos este reto nos damos cuenta de que algunas tipologías florales (tomando como punto de referencia los 12 tipos de Bach, esto es Los Doce Curadores) guardan una correspondencia clara con tipos de personalidad (y por ende con sus correspondientes trastornos de la personalidad) de la psicología contemporánea. Por ejemplo, Centaury tiene que ver con la personalidad dependiente; Mimulus con el evitador; Water Violet y Clematis con el esquizoide, Vervain (e incluso muchos Vine) con el antisocial, etc.

    Si ampliamos el espectro de los Doce Curadores e incluimos los Siete Ayudantes y las últimas 19 esencias (tercera generación) podemos compaginar Elm, Oak y Rock Water con los obsesivos.

    La ventaja de este modelo comparativo es que así como de las descripciones florales encontramos retratos breves, y a menudo incoherentes, de los tipos de personalidad disponemos de gran cantidad de literatura científica enormemente coherente y contrastada que nos ayuda a entender mejor los primeros. Pero sobre todo nos sirvepara entender mucho mejor la realidad del paciente que tenemos delante. El error que a menudo veo a mi alrededor es que no pocos terapeutas intentan ajustar lo que perciben o averiguan del cliente a los esquemas florales existentes. Como quiera que los mismos son demasiado concisos, amén de muy poco psicodinámicos, terminan por deformar o amputar parte de lo percibido (o incluso todo) en pro de una coherencia forzada.

    Parece mucho más lógico intentar entender la personalidad de una forma más dinámica y práctica, asumiendo que incluso la incoherencia es enormemente coherente y que la ambivalencia y la coexistencia de patrones contradictorios en una misma persona termina siendo más la norma que la excepción. Las precisiones de la psicología contemporánea no dejan lugar a dudas sobre este problema.5

    Desde esta perspectiva, preguntas tales como si el Water Violet es elitista o sofisticado o no, carecen prácticamente de sentido, ya que podemos encontrar algunos de ellos, los más intelectuales, que sí lo sean, y otros que vivan en un medio rural aislado en un estado de embotamiento, habiendo sido siempre rudimentarios en el aspecto intelectual.

    Como anticipaba antes, Vervain coincide bastante con la personalidad antisocial. Antes de empezar el estudio de esta personalidad conviene distinguir, siempre desde un punto de vistapsicológico, entre estilo de personalidad y trastorno de personalidad. En el primer caso, hablamos de lo que entenderíamos como un Vervain prácticamente positivo. En el segundo, de uno negativizado.

  • Pág.3

    Pero veamos algunos de los criterios6 que definen el trastorno de la personalidad:

    • Fracaso para adaptarse a las normas sociales en lo que respecta al comportamiento legal.
    • Deshonestidad que se manifiesta en actos como mentir repetidamente, utilizar un alias, o estafar a otros para obtener un beneficio social o por placer.
    • Impulsividad o incapacidad para planificar el futuro.
    • Irritabilidad y agresividad que se manifiestan en peleas físicas o en repetidas agresiones.
    • Despreocupación imprudente por su seguridad o por la de los demás.
    • Irresponsabilidad persistente, que se refleja en su incapacidad de mantener un trabajo estable o asumir sus obligaciones económicas.
    • Falta de remordimientos, indiferencia o justificación por haber dañado, maltratado o robado a otros.

    Como vemos en esta clasificación, el concepto de antisocial se refiere principalmente al no acatamiento de diversas normas sociales.

    Conviene entender que entre estilo personalidad y trastorno de personalidad hay un "continuo", una delgada línea que apenas separa la normalidad de lo patológico.

    Cuando la falta de remordimientos es absoluta, nos adentramos ya en el patrón Vine, lo que desde el punto de vista psicológico se llamaría psicópata o sociópata, sin salir de la personalidad antisocial.

    En la mayoría de antisociales existen además antecedentes de problema tempranos de comportamiento, conflictividad escolar, delincuencia juvenil, etc.

    Lo primero a considerar es que el temperamento del antisocial es fuerte, agresivo, intrépido, audaz. Establece su propio código de valores por encima de los del grupo, lo que le lleva inexorablemente al conflicto con las normas y a menudo con la ley.

    Según Millon7: << A estas personas la aventura les proporciona una manera socialmente aceptada de ser libres, una vía que es incluso admirada como estereotipo masculino. Los aventureros viven al límite, desafiando las restricciones y las barreras. Son individuos intrépidos que han superado las fronteras cruzando los océanos. Su recompensa es el riesgo y los descubrimientos>>.

  • Pág.4

    Es interesante esta descripción porque nos ayuda a pensar por ejemplo en Johnny Depp en Piratas del Caribe y sus secuelas cinematográficas. Lo que ocurre es que la admiración se troca en temor y reprobación cuando nos encontramos con el estereotipo más negativizado: el antisocial nada romántico ni empático, violento y peligroso para todos. 

    Estilo antisocial de personalidad Trastorno antisocial de personalidad
    Conflicto con los intereses públicos por un sistema interno de valores que puede dirigir su comportamiento mediante unos principios individualizados. Búsqueda activa de la propia gratificación a expensas de la sociedad. Se desvía claramente de las normas de la sociedad para conseguir sus propios objetivos.
    Tiene una actitud escurridiza. Tiende a dar vuelta a los acontecimientos para salirse con la suya sin llegar a delinquir. Utiliza el engaño para salirse con la suya.
    Espontáneo e indulgente consigo mismo, pero es consciente del daño que puede causar en los demás y en sí mismo el incumplimiento de las normas Demasiado impulsivo para considerar las consecuencias de sus actos.
    Asertividad. Irritabilidad y agresividad que se expresa incluso en peleas físicas.
    Se considera a sí mismo como más resistente al riesgo que los demás, pero su imprudencia y temeridad no son impulsivas. Despreocupación imprudente por la seguridad y bienestar propios y de los demás.
    Prefiere mantenerse libre de limitaciones externas y despilfarrar en los placeres del momento en lugar de ahorrar con prudencia para el futuro.
    Irresponsabilidad evidente para mantener un trabajo o tener obligaciones económicas.
    Se satisface a sí mismo de una manera impulsiva o agresiva, aunque con ciertas restricciones éticas, sociales y legales. Falta de remordimientos. Justifica el hecho de haber perjudicado a los demás: "Ataca a los demás antes de que ellos te ataquen a ti".

    Como vemos, en ambos casos se trata de rebeldes, inconformistas indómitos, con una gran intolerancia al aburrimiento y una necesidad importante de excitación. Una dependencia de vivir en un casi permanente estado adrenalínico con nuevos riesgos y desafíos.

  • Pág.5

    El sentido de la independencia es en ellos innegociable y se basa en una desconfianza hacia los demás evidente. En general sienten que la sociedad y las personas intentan controlarlos y someterlos, mediante normas y cargas "absurdas e intolerables". Él no es "un borrego más del montón" e intentará demostrarlo constantemente.

    Volviendo a Millon: << Las creencias básicas de los antisociales están organizadas en torno a la necesidad de verse a sí mismos como fuertes e independientes. Debido a que consideran que el mundo es un lugar intrínsecamente hostil, la supervivencia incluye creencias básicas centradas en la supervivencia, tales como "Tengo que cuidar de mí mismo" (…) Existe una desconfianza básica hacia los demás y, a menudo, acaban violando incluso las normas más básicas de la vida social (…) Es incapaz de tolerar la frustración y sólo es capaz de demorar la acción ante una recompensa cuando se enfrenta a un castigo determinado. (…) Además de ponerse a sí mismos en primer lugar, satisfacen sus propias necesidades y deseos excluyendo a los demás, a expensas de ellos o perjudicándoles. (…) La competición es la regla, la supervivencia el objetivo. Piensan que no se puede confiar en nadie. (…) Consideran a las personas como criaturas egoístas, cuyas motivaciones son el poder y el control. (…) Para ellos la moralidad es una ilusión, la bondad una debilidad y la confianza una ingenuidad (…). La competición es la regla, la supervivencia el objetivo: no se puede confiar en nadie (…)>>

    Sobre cómo se construye el modelo antisocial, Millon apunta lo siguiente: << Los patrones antisociales se ven fomentados por modelos parentales violentos, abusadores, o simplemente inexistentes, indiferentes. Estos niños no tienen modelos normales de ternura y afecto empáticos. En lugar de aprender a cómo ser sensibles a los estados emocionales de los demás, desarrollan resentimientos prolongados. (…)9 Sin los controles parenterales adecuados, los antisociales nunca aprenderán a controlar la agresividad de una manera adecuada. De hecho, por lo gener al aprenden que la intimidación y la violencia físicas pueden utilizarse de forma instrumental con los compañeros y hermanos para coaccionar su comportamiento(…)>>. . 

    También destaca << la gran propensión al consumo de sustancias: alcohol, cocaína, heroína, canabis. Rebaja la ansiedad, le hace sentirse poderoso. Además forma parte de un patrón más general de violación de las normas sociales, de transgresión >>.10

    Todo esto determina que el antisocial viva una hostilidad interpersonal latente y casi constante. Que reaccione muy a la defensiva, de forma impulsiva y a menudo descontrolada. Resultan pues evidentes las extensiones a Willow por el resentimiento y Cherry Plum y Holly por los arrebatos de rabia y agresividad activa (violencia) que experimentan.

    No es de extrañar que todo lo anterior determine el que muchos antisociales terminen en prisión. Seguramente la mayoría de condenados tienen este perfil: atracadores, estafadores, traficantes de drogas, maltratadores, homicidas, etc.

    Con respecto el trastorno antisocial de la personalidad predomina 3:1 en relación hombre/mujer. Como es sabido la población reclusa es mayoritariamente masculina. En 2009 se calcula que en España el 92% de presos son hombres.11

    Lo anterior se explica porque los hombres tienen más tendencia a expresar su conducta antisocial mediante agresiones físicas.

  • Pág.6

    Llegados a este punto, propongo "convalidar" antisocial por Vervain. Resulta sugerente que la connotación idealista no sale reflejada en la fuente que he tomado como referencia (Millon) para la personalidad antisocial. Aunque en realidad no me llama demasiado la atención, ya que desde antiguo venía viendo personalidades Vervain en las que en realidad el idealismo parecía limitarse a lo que les pasa en ese momento por la cabeza, y podría más entenderse como sobrentusiasmo. Más al contrario me habia topado con sujetos demasiado variables y auto centrados para verse limitados y encadenados por una determinada ideología. Pero que existen Vervain ideológicos es una realidad, pensemos por ejemplo desde lo positivo en el propio Dr. Bach, Jesucristo o incluso en el mismo Che Guevara. Se trataba de Vervain empáticos, que pueden situarse en el lugar de los demás, o al menos que se preocuparon por los demás. Pioneros que iban contra las normas preestablecidas y querían cambiarlas.

    Pero a pesar de lo reseñado, mi impresión es que la ideología en Vervain no tiene por qué ser siempre un hallazgo diagnóstico, o al menos una de las características principales. Para mí mucho más que idealista, Vervain es rebelde, indómito, aventurero. Imbuido de un desafiante sentimiento de superioridad que parece legitimarlo para todo.

    Pero ahora es muy importante ver cómo dentro de los antisociales existen en realidad variantes.12

    • Antisocial nómada: Se siente maldito, predestinado a la enfermedad, condenado y marginado. Se instala en la periferia de la sociedad. Fracasado e inadaptado. Itinerante, vagabundo. 
    • Antisocial malevolente: Beligerante, mordaz, rencoroso, despiadado, malévolo, brutal, vengativo. Anticipa la traición y el castigo. Desea venganza. Truculento, insensible, intrépido, carente de sentimiento de culpabilidad.
    • Codicioso: Siente que ha sido privado intencionadamente. 
    • Voraz, escatimador, insatisfecho crónico, envidioso, busca ser resarcido. Es codicioso y avaro. Siente mayor placer en conseguir que en el hecho de poseer.
    • Arriesgado: Arrojado, arriesgado, intrépido, temerario, audaz, osado, imprudente, aventurero, impulsivo, incauto. Se desequilibra en cualquier momento. Persigue empresas arriesgadas.
    • Defensor de su reputación: necesita que le consideren intachable, indestructible, invencible indomable, formidable, inviolable. Intransigente cuando cuestionan su estatus.Reacciona de forma airada a los desprecios.
  • Pág. 7

    A mi modo de ver, estas variantes constituyen lo que yo llamo extensiones, esto es proyecciones o derivaciones del estado puro, que mayoritariamente tienen que ver con peripecias vitales, el entorno, etc…

    Variantes de personalidad antisocialExtensión
    Nómada y Codicioso Willow
    Malevolente Vine
    Arriesgado Agrimony
    Defensor de su reputación Beech

    De entre todos ellos, me interesa reseñar el antisocial malevolente, ya que tiene características de un tipo determinado de Vine que en su momento denominé como Vine Primario.13 Se trata del antisocial menos atractivo, ya que tiene que ver con el psicópata: << Presentan una incapacidad muy arraigada para entender la dimensión emocional del lenguaje, sobre todo de aquellos aspectos relacionados con sentimientos de vinculación y empatía (…) Gran indiferencia interna con la que estos individuos destruyen la vida (…) Individuo que no sólo es antisocial, sino también narcisista, como demuestran los rasgos de grandeza, intolerancia al tedio, falta de empatía, manipulación e incapacidad de sentir remordimientos (…) Insensibilidad ante la humillación (…) Para ellos las emociones tiernas son un signo de debilidad (…) Llevan a cabo acciones cargadas de odio y de un desafío destructivo hacia la vida social convencional >>.14

    Además debemos añadir aquí las características de sadismo que hacen de los psicópatas individuos extremadamente peligrosos para la sociedad: << Es genial y divertido aprovecharse de alguien que se deja, o que es tan imbécil como para dejarse engañar>>.

    No obstante, es erróneo pensar que todos los psicópatas delincan, a pesar de que muchos violadores, maltratadores y asesinos en serie sin duda lo sean. Otros viven dentro de la ley pero eligen posiciones de poder: jueces muy duros, cirujanos brillantes y extremadamente despectivos y fríos, algunos militares y policías. Lamentablemente también la economía y la política es un lugar donde pueden encontrar acomodo y, mediante su gran poder de manipulación y falta de escrúpulos adquirir mucho poder.

    Bien, no me gustaría en esta ponencia dejar un mal sabor de boca para quienes tienen una visión más romántica de los Vervain. Sin duda están pensando en esos Vervain idealistas, aventureros, rebeldes pero a su vez generosos en su sentido de la justicia. Que quieren cambiar las normas para mejora de todos. Sin duda existen. Se trata seguramente de Vervain positivos que, como decía Bach, han venido a aprender la lección de la tolerancia. Tolerancia que sólo puede venir de la auto conciencia emocional y, sobre todo, de la empatía a la que esto lleva. 

  • Pág. 8

    1 Ver Bach por Bach. Escritos Florales.Continente. Buenos Aires 1993‐1999. Carta 1de noviembre de 1936 a su editor Daniels.
    2 Excepciones a este "desierto" literario son lostrabajos de Nora Weeks con The MedicalDiscoveries of Edward Bach Physician (1940) yP. Chancellor con Illustrated Handbook of theBach Flowers Remedies (1971) entre muy pocosotros.
    3 A mi modo de ver, el texto más adecuadopara hacer este trabajo, es Trastornos de laPersonalidad en la Vida Moderna. TheodoreMillon y colaboradores. 2ª ed. El Sevier.Masson. Barcelona, 2006.4 Indigo Editores. Barcelona, 2005.
    5 No quiero con esto decir que no sean válidosotros modelos de lectura de la personalidad,como por ejemplo el eneagrama, muy utilizadoen la Gestalt.
    6 Según el DSM IV (Manual Diagnóstico yEstadístico de los Trastornos Mentales de laAsociación Americana de Psiquiatría).
    7 Millon, Theodore y col.: Trastornos de laPersonalidad en la Vida Moderna. 2ª ed. ElSevier. Masson. Barcelona, 2006.
    8 Tabla extractada de Millon, Op. Cit.
    9 La negrita es mía, ya que interesa resaltar laconexión permanente con Willow.
    10 Millon, Op. Cit.
    11 Ver suplemento semanal del periódicoespañol El País del 19 de abril de 2009.
    12 Millon, Op. Cit.
    13 En cambio el Vine secundario, siempre a mi modo de ver, proviene de estados de mucha inseguridad previa: Mimulus, Larch, Crab Apple…
    14 Millon, Op. Cit.

Info del Artículo

  • Título: Mimulus: La eterna batalla entre el afecto y la desconfianza.
  • Resumen: Hay que reconocer que los pequeños retratos descritos por el Dr. Bach son en realidad esbozos de algo más grande, del mismo modo que un pequeño archivo informático puede situarse en una carpeta o directorio másamplio...
  • Autor:
  • Link:
  • Temática: Práctica de la Terapia Floral del Dr. Bach (flores de bach),
  • Palabras Clave: bach, integrador, terapeuta, flores de bach, ricardo orozco, terapia, mimulñus, vervain, vine, psicopatía, psicópata